Pintores de la ilustración

Pintores de la ilustración

Ilustradores

John Albert Bauer (4 de junio de 1882 – 20 de noviembre de 1918) fue un pintor e ilustrador sueco. Su obra se centra en el paisaje y la mitología, pero también compuso retratos. Es más conocido por sus ilustraciones de las primeras ediciones de Bland tomtar och troll (Entre gnomos y trolls), una antología del folclore y los cuentos de hadas suecos.

Desde muy joven se aficionó a dibujar y hacer bocetos, sin que su familia le animara a ello[2]. Sin embargo, cuando cumplió dieciséis años y quiso ir a Estocolmo a estudiar arte, se entusiasmaron con él y le apoyaron económicamente[6]. En 1898, fue uno de los cuarenta aspirantes a estudiar en la Real Academia Sueca de las Artes, y aunque se le consideró bien cualificado para una plaza en la academia, era demasiado joven para ser aceptado. Pasó los dos años siguientes en la escuela de pintores Kaleb Ahltins. Durante este tiempo, como muchos adolescentes, se debatía entre la esperanza y la desesperación, algo que se refleja en sus obras[6].

Su arte es lo que yo llamaría gran arte, en sus obras casi miniaturizadas da una impresión de algo mucho más poderoso que lo que muchos artistas monumentales pueden lograr en hectáreas de lienzo. No es el tamaño lo que importa, sino el contenido[9].

Ilustradores famosos

Tradicionalmente, las ilustraciones pretenden contar una historia a través del arte, mientras que las bellas artes son obras personales creadas para la satisfacción del artista. Los ilustradores son contratados para crear arte, mientras que los artistas plásticos pintan “por encargo”, a menos que reciban una comisión. Miguel Ángel ilustró nueve grandes escenas bíblicas del libro del Génesis para la Capilla Sixtina, y su cliente, el Papa Julio II, le pagó por diseñar y pintar. ¿Es eso lo que convierte a Miguel Ángel en un ilustrador?

Norman Rockwell, el famoso ilustrador que creó cientos de portadas de revistas a lo largo de su vida, fue contratado para pintar, como Miguel Ángel, pero como su arte se utilizó para vender revistas, se le considera un ilustrador. Si su famosa portada del Saturday Evening Post de la cena de Acción de Gracias, titulada Freedom from Want, hubiera colgado en una elegante galería de arte de Nueva York, se habría considerado arte. Pero los coleccionistas despreciaron a Rockwell por ser un ilustrador sentimental. No estaba en la misma liga que los artistas de vanguardia de su época, como Willem de Kooning, Pollock y Rothko. Sin embargo, irónicamente, el cuadro Saying Grace (1951) de Rockwell se vendió en Sotheby’s en 2013 por 46 millones de dólares. ¿Acaso ese precio eleva a Rockwell a la categoría de obra de arte?

Agencia de ilustración

Tengo que decir que cuando vi por primera vez el trabajo de Dan dos Santos me impresionó el tipo de ilustraciones que ha hecho, pero cuando me di cuenta de que eran todas pinturas al óleo me quedé asombrado por las habilidades y el talento que tiene, así que decidí hacer una gran selección y compartir no sólo las obras sino también la biografía de este increíble artista.

Cuando crecía, pasaba casi todo mi tiempo libre dibujando mis personajes de dibujos animados favoritos con mi hermana mayor. Los dibujábamos en rollos de papel de carnicero, a veces de hasta un metro y medio de altura, desafiándonos con la larga tarea de colorear toda la imagen. Tres años mayor que yo, mi hermana me inculcó un sano, y a veces obsesivo, sentido de la competencia. Me obligaba a colorear mejor, más rápido y más “en las líneas” de lo que cualquier persona debería.

En mi adolescencia me pasé a los cómics, una pasión que aún conservo. Me gastaba hasta el último céntimo de mi paga en aquellos artistas que tanto admiraba. Redibujaba todos mis paneles favoritos, y a menudo creaba mis propios cómics. A estas alturas, estaba seguro de que iba a ser artista cuando fuera mayor. Sin embargo, a mis padres les costó un poco más convencerlos.

Diferencia entre ilustración y pintura

Se proporcionará una tableta durante la clase.  Introducción al cursoEste curso pretende ir más allá del conocimiento rudimentario de la pintura digital. En este curso se profundiza en los procesos de la industria y en las habilidades profesionales requeridas por la industria de la animación y los juegos.Objetivo del cursoEste curso equipa a los participantes con los conocimientos y habilidades esenciales para crear obras de arte digitales de mayor complejidad. Serán capaces de aplicar sus habilidades en la creación de arte conceptual para los juegos y la animación que culmina en una ilustración completa de carácter

Al final del curso, los participantes serán capaces de: – Personalizar sus propios pinceles en Photoshop – Representar y pintar el cuerpo humano en forma geométrica simple – Pintar entornos con valores y colores – Aplicar la gradación de color, así como la iluminación ambiental a sus entornos – Pintar el curso.

el curso. Certificado de asistencia (se emitirá un certificado electrónico) Se otorgará un certificado de asistencia a los participantes que cumplan al menos el 75% de la tasa de asistencia.

Pintores de la ilustración
Scroll hacia arriba